La importancia de una buena alimentación en el tratamiento fisioterapéutico

Hoy en día hay una clara tendencia a la sobre alimentación y a ingesta excesiva de calorías. Una buena o una mala alimentación afecta a nuestro organismo. ¿De qué manera afecta? pues de manera directa y de manera indirecta. La cuestión es que afecta siempre.

De manera directa incide en el aparato locomotor, derivando en posibles lesiones, en dolores musculares y en dolores articulares y de manera indirecta sobre nuestro aparato digestivo. Los daños colaterales que ocasionan el daño en el aparato digestivo, tienen una repercusión directa en disfunciones vertebrales, por tanto, se comienza a padecer dolor.

¿Cómo afecta la nutrición a nuestro organismo?

Entendemos por nutrición el beneficio que generan los alimentos a la hora de alimentarnos. Los nutrientes tienen como función estructural la formación y/o alimentación de células, de tejidos y órganos. Además de generar un aporte energético también mantiene un equilibrio homeostático del organismo a nivel molecular y macrosistémico, así hay una garantía de que el cuerpo funcionará de manera correcta.

Hoy día hay una tendencia a la sobre alimentación. El principal problema es el exceso de calorías y el incremento de calorías vacías que se ingieren. A esto hay que sumarle que los alimentos en sí ya vienen con una deficiencia de nutrientes debido a la agricultura intensiva, alimentos transgénicos, etc. En muchos casos los alimentos que llegan a nuestra mesa tienen cierta toxicidad, resto de pesticidas, metales pesados y por desgracia un largo etc.

Podemos decir que esto sumado a los niveles de estrés, la vida sedentaria, las hormonas o la medicación se convierte en una bomba de relojería donde el cuerpo pierde la capacidad de homeostasis apareciendo desequilibrios.

Para resumir, una alimentación incorrecta puede derivar en trastornos funcionales orgánicos. Veamos ahora cuales son los principales beneficios de una correcta alimentación.

Principales beneficios de una correcta alimentación

  • Hay una mejora significativa en las enfermedades crónicas.
  • Se regulan los posibles desequilibrios hormonales.
  • Se mejora el funcionamiento digestivo.
  • Favorecemos el metabolismo celular.
  • Se regenera el tejido lesionado.
  • Se refuerza el sistema inmunológico.
  • Ayuda a una buena salud bucodental, según dentistas en Torremolinos consultados.
  • Se evitan síntomas que están producidos por ciertos alimentos que generan irritación. Estos síntomas pueden ser migrañas, dermatitis, conjuntivitis, bolsas en las ojeras …

¿Por qué es tan importante una correcta nutrición cuando estamos en un proceso de fisioterapia?

Una alimentación correcta nos proporciona la llave para solucionar los problemas de salud, mitigando o incluso haciendo desaparecer el síntoma. Lo más importante es que en la mayoría de los casos ayuda a descubrir cuáles son los motivos que desencadenan su aparición.

Sabemos que hay una relación estrecha entre la buena alimentación y la prevención de enfermedades como la osteoporosis, tendinitis, dolores de cabeza, artrosis,…

Así que con la mejora en la alimentación mejoramos el metabolismo celular favoreciendo la recuperación de patologías.

Una correcta alimentación es estrictamente necesaria para la regeneración de un tejido lesionado, un tendón, un hueso, la piel,…

Podemos concluir que una correcta nutrición, acompañada de un proceso de fisioterapia, es vital para la prevención y para mejorar la calidad en pacientes con determinadas patologías.

Todos los procesos de fisioterapia manual, deben ir acompañados por una hidratación intensa por parte del paciente y por el convencimiento de que una buena alimentación y rica en nutrientes paliará parte de sus dolencias.

Deja una respuesta