3 tipos de Infusiones imprescindibles para una persona con buenos hábitos

Hay cientos de tipos de tés e infusiones, tisanas o tés de hierbas, que son un aspecto fundamental en el apasionante mundo del té, que tanto nos gusta desde Herboristería Altea y al que dedicamos muchos de nuestros posts.

Lo que comúnmente se conoce como té de hierbas, son en la práctica infusiones naturales realizadas a partir de cualquier planta siempre que no sea la Camellia sinensis, es decir, la planta con la que se hacen los tés reales: té verde, té negro, té oolong, té blanco y té pu erh. Nuestros clientes que se dedican regularmente a comprar té lo saben bien.  Esta es la razón por la que se utilizan normalmente términos como tisana o infusión.

Estas variedades de infusiones no contienen cafeína y se pueden servir calientes o frías, según el gusto de cada uno, si bien las infusiones calientes son las más demandadas.

En este posts te planteamos 3 infusiones imprescindibles, con grandes beneficios y propiedades para mantener tus hábitos saludables y que además, tienen un sabor extraordinario.

1. Té de Jengibre

Una de las mejores opciones para el invierno es el té de jengibre, además de ser una de las más saludables.

Es una bebida picante pero sabrosa, con altos niveles de vitamina C, magnesio y otros minerales. Contiene gran cantidad de antioxidantes que combaten enfermedades y ayudan al sistema inmunológico. Combate la inflamación y es un remedio eficaz para las náuseas.

En algunos caso, su sabor fuerte y picante puede ser demasiado para muchos paladares, por lo que es recomendable mezclarlo con otros ingredientes como miel o limón para enmascarar el sabor del jengibre.

2. Infusión de Menta Poleo

La menta poleo es una de los tés de hierbas más consumidos en el mundo. Su sabor refrescante es uno de los más agradecidos.

Dentro de las 20 especies de menta que existen, la hierbabuena es la más conocida y popular con diferencia. Es una menta híbrida de la menta acuática y la verde, original de Asia y Europa.

Esta infusión tiene propiedades antioxidantes, anticancerígenas, antibacterianas y antivirales, si bien se usa mayoritariamente para ayudar en las digestiones. Además el té de menta o de hierbabuena es perfecto tanto para respirar mejor y aliviar problemas respiratorios.

3. Té de Hibisco

La planta de hibisco presenta unas preciosas flores, grandes y con forma de trompeta, con pétalos de un color rojo intenso.  Sin embargo, diferentes especies de hibisco producen una gama de flores de diferentes colores, que incluyen blanco suave, amarillo mantequilla, naranja puesta de sol, púrpura intenso, azul brillante y rosa pálido.

Esta infusión se puede disfrutar caliente o helado, como la conocida agua de Jamaica. Es un té especialmente popular en zonas de latinoamérica como Jamaica, México, Centroamérica y partes de Sudamérica y el Caribe, y cada vez más en Europa.

Además de su color intenso y su sabor único, el té de hibisco ofrece muchas propiedades saludables: vitamina C y minerales que ayudan a estimular el sistema inmunológico y a reducir la presión sanguínea.

Deja una respuesta