Hábitos de vida saludable

La OMS define la salud como “un estado de completo bienestar físico, mental y social”, lo que supone que este término va más allá de la existencia o bien no de una o bien otra enfermedad. En consecuencia, más que de una vida sana hay que charlar de un estilo de vida sana del que forman parte la nutrición, el ejercicio, la prevención de la salud, el trabajo, la relación con el medio-ambiente y la actividad social.

Desde esta perspectiva se puede determinar qué los hábitos precisos para llevar una vida sana son los siguientes:

Dieta equilibrada: una alimentación para una vida más sana se rige por incluir todos y cada uno de los comestibles contemplados en la pirámide nutricional, mas en las proporciones convenientes y en la cantidad suficiente (no más) para sostener las necesidades nutricionales del organismo dependiendo del consumo energético que este efectúa con la actividad diaria. El valor energético diario de la dieta ha de ser de 30-40 kilocalorías por hilo de peso. Los hidratos de carbono deben ocupar un cincuenta-cincuenta y cinco por ciento de los nutrientes, con no más de un diez por ciento de azúcares simples. Las grasas deben ser un treinta por ciento del valor energético total, repartiéndose del siguiente modo: un quince-veinte por ciento de grasas monoinsaturadas, un cinco por ciento de poliinsaturadas y no más de un siete-ocho por ciento de sobresaturadas. Las proteínas consumidas no deben superar el diez por ciento de la dieta. Por último, se debe aportar al organismo unos 25 gramos de fibra vegetal.

Igualmente hay que tener en cuenta que los complementos para tu alimentación, pueden ser un factor determinante para equilibra los aspectos nutritivos de la dieta. Consulta con tu herbolario de confianza, para conocer las vitaminas que te darán energía necesaria para tu bienestar.

Hábitos tóxicos: el tabaco, el alcohol y las drogas inciden de forma muy negativa sobre la salud. La única tolerancia se refiere únicamente al vino o bien la cerveza, de los que aun se aconseja el consumo del equivalente a una copa diaria.

Ejercicio físico: las recomendaciones generales determinan unos treinta minutos diarios de actividad física, siendo suficiente pasear a paso veloz a lo largo de este tiempo. Ello deja abrasar las calorías excedentes y robustecer músculos y huesos, mas asimismo ayuda a supervisar la tensión, el colesterol y los niveles de glucosa en sangre, aparte de contribuir a la supresión del agobio y asistir a dormir mejor, adquirir un estado de relajación y eludir cambios de humor, progresar la autoestima y el estado de satisfacción personal. Asimismo puede ser un buen medio para desarrollar una saludable actividad social cuando el ejercicio se hace en compañía.

Higiene: una higiene conveniente evita muchos inconvenientes de salud: desde infecciones a inconvenientes bucales o bien dermatológicos. El término de higiene no solo se refiere al aseo y limpieza del cuerpo, sino afecta asimismo al campo familiar.
Reconocimiento Médico Avanzado
Servicios de Salud

Productos tóxicos: muchos son los productos a los que la exposición del organismo, puntual o bien progresivo, puede resultar en un serio peligro para la salud. La polución ambiental de las urbes se considera como uno de los factores de peligro más esenciales para la salud.

Equilibrio mental: no se refiere a la existencia de enfermedades mentales, sino más bien al estado de bienestar sensible y sicológico, preciso para sostener y desarrollar las capacidades cognitivas, las relaciones sociales y el afrontamiento de los desafíos personales y profesionales de la vida diaria. El agobio, el cansancio, la irascibilidad, la ansiedad son, entre otros muchos, ciertos signos que señalan que el estado mental no es completamente saludable.

Actividad social: las relaciones sociales son un aspecto esencial para la salud del humano y, en consecuencia, para un envejecimiento saludable. El aislamiento social puede llevar a un deterioro gradual y también irreversible de las capacidades físicas y mentales, aun a la incapacidad física y la demencia.

Deja un comentario