Las alternativas a las bolsas de plástico son una realidad que depende de nosotros

La guerra al plástico ha comenzado, es posible que tarde, pero la lucha contra este derivado del petróleo es una realidad que se llevaba años esperando.

Los estudios son irrefutables, a este ritmo habrá más plástico que pescado para el 2050 si el Gobierno de todos los países, no paran está cantidad de basura que en su mayoría acaba arrojada en los mares y océanos de todos los rincones del mundo.

Gracias a los activistas y la capacidad de las redes sociales de difundir el mensaje, han saltado las alarmas entre la población, que, a su vez, han presionado a las grandes empresas a tomar la responsabilidad de una situación que les compromete desde hace años. Y como primera medida, los plásticos de un solo uso se prevé radicarlos en un intervalo de tiempo.

 

Empresa comprometida con el medioambiente: Roll’eat

Mientras que las multinacionales prometen cumplir medidas en un plazo medio de tiempo de 15 años. Existen empresas, que ya ofrecen una alternativa.

No hay que olvidar que no se puede dejar o abandonar las acciones medioambientales en manos de las autoridades, sino que, somos nosotros como individuos que debemos ser conscientes de nuestro entorno, educar a nuestros hijos, y minimizar nuestro impacto en el planeta.

Empresas como Roll’eat, ofrecen un producto responsable para colegios, empresas o para uso personal. Ahora más que nunca existe la posibilidad de seguir generando basura, o comprar una bolsa ecológica para llevar al trabajo. Un gesto tan fácil que puede ser el comienzo del cambio.

Tan solo el uso de bolsa de comida reutilizable, ayudaría a proteger a las tortugas marianas del planeta, ya que, por desgracia, confunden las bolsas con medusas, y mueren atragantadas, ya que las medusas son fuente de alimento para ellas. Aparte del daño colateral de contaminar nuestras aguas y a otros seres vivos.

Todos los productos de Roll Eat están ideados y diseñados, bajo la filosofía de construir un mundo mejor.  Por eso, incluso podrás encontrar bolsas de merienda infantiles reusables y fáciles de limpiar, para que nuestros hijos se familiaricen con este tipo de consumo, incluso para que colegios potencialicen este consumo responsable y reeduque a los padres a tener en consideración este tipo de artículos y su adquisición.

 

Cuestión personal mientras que las naciones actúan

Se calcula que la humanidad entró en el sobreconsumo en la década de los años 70. Llegando a una situación crítica. Ya no hay duda: podemos llegar a un punto de no retorno hacia un mundo con condiciones duras para la vida si no actuamos ¡ya!

Parece ser, que después de 30 años de advertencias, ahora, diferentes países quieren actuar sobre el problema de los desechos entre otros, como la deforestación, la escasez de agua, la obsolescencia programada…

Pero nosotros podemos actuar desde hoy mismo, apoyando empresas como Roll’eat, participando en actividades medioambientales y, sobre todo, en casa. Gestos como ser responsable con el agua, reciclar, consumir productos alimenticios con poco impacto medioambiental…

Unidos podemos ser legión, tener la suficiente fuerza para resolver y paliar todo el daño que hemos hecho en las últimas décadas, y como dijo Lord Robert Baden-Powell: “Deja un mundo mejor, que el que encontraste.

 

Deja un comentario